Hablamos hoy de las desventajas de correr en una cinta (no somos contrarios a ello) como complemento al post de la semana pasada en el que te anotamos las ventajas de hacerlo. Para que tengas toda la información completa en tu blog de referencia en el mundo running te anotamos a continuación el post anterior por si lo quieres consultar:

Inversión elevada

Por supuesto, no todos los corredores entusiastas usan una caminadora el 100% del tiempo. Una de las desventajas de las cintas de correr puede ser su precio. Una cinta caminadora de primera categoría puede costar más de 4,000 €. El costo promedio, sin embargo, es de alrededor de 600 euros. Los modelos de gama alta vienen con una gama más amplia de funciones, incluidas aplicaciones especiales de seguimiento del estado físico. Por lo que te recomendamos contactar a los expertos para ver tus mejores opciones. Algunas otras desventajas asociadas con el uso de la caminadora incluyen:

Espacio y Peso

La mayoría de las cintas de correr requieren espacio y, una vez instaladas, pueden ser engorrosas de mover. Algunos fabricantes ofrecen modelos plegables con ruedas que se guardan fácilmente cuando no se usan, pero aún necesitarás cierto espacio para guardar una cinta.

Y, si estás en una vivienda pequeña o en un área más reducida, puede ser difícil encontrar el espacio para una caminadora instalada cuando la estés usando.

Mantenimiento

Cuando algo sale mal con una cinta caminadora, generalmente requiere la ayuda de un profesional de mantenimiento. Es posible que vivas en un área donde este tipo de profesional no esté fácilmente disponible, lo que dificulta la reparación de tu equipo y, cuando lo está, conllevará un coste de mantenimiento.

Misma rutina

Correr en interiores puede volverse aburrido si te cansas de mirar tus propias paredes durante una carrera. Por este motivo, muchos corredores de interior prefieren escuchar música o montar un televisor en el gimnasio de su casa. Solo para tu información, estas son cosas en las que pensar cuando decidas construir tu gimnasio en casa o tu set de carrera.

CONCLUSIONES

Ya sí. Ahora ya tienes el abanico completo pros y contras de correr en cinta caminadora. Ahora bien, como concluimos en nuestro post anterior, la versión híbrida es la que más nos gusta. Correr en la calle socializa, nos permite tomar el sol tan necesario para la vitamina D y otros procesos etc. y la cinta de correr tiene la ventaja de hacer más fácil la conciliación con la vida diaria. Correr o caminar en la caminadora puede fortalecer los músculos de las piernas, incluidos los cuádriceps, los isquiotibiales y las pantorrillas. Un entrenamiento en cinta rodante también puede fortalecer los flexores de la cadera y los glúteos.

Las cintas de correr ofrecen una mejor absorción de impactos que el pavimento o las carreteras, lo que significa menos tensión en los tobillos y las rodillas. Y cuando corres en una pendiente en la caminadora, desarrollas fuerza y ​​resistencia como lo harías al correr en las colinas al aire libre. Pero no tienes que correr cuesta abajo, lo que puede ser demasiado duro para tu cuerpo.

Si puedes, haz ambas. No tienes que elegir. Calle e indoor.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
close

Recibe nuestros artículos en tu correo

¡N enviamos spam! Solo Artículos política de privacidad

Ir al contenido