¿Correr en cinta de correr o en la calle? ¿Te has preguntado qué opción es mejor? ¿Recuerdas ese suministro aparentemente interminable de energía que tenías cuando eras niño?

Tal vez recuerdes correr a toda velocidad por el patio de recreo o dar vueltas alrededor del gimnasio de la escuela. Los niños, por supuesto, no suelen ser conscientes de que correr es una forma de ejercicio aeróbico; en aquel entonces, correr era una forma de jugar o de ir de aquí para allá. Pero para los adultos, es una forma de mejorar la salud, aumentar la masa muscular y mantener un peso saludable.

Correr nos ofrece una gran cantidad de beneficios para la salud. Es una gran manera de perder o mantener un peso saludable. En promedio, una persona de 70 kilos puede esperar quemar alrededor de 400 calorías por hora al correr. A un ritmo de cinco minutos por kilómetro, ese mismo corredor puede aumentar esa cantidad de calorías por hora a 751 (dependiendo de muchos factores, aquí estamos simplificando, claro).

Además de la pérdida de peso, correr también apoya la salud del corazón y también puede mejorar la salud mental. Si estás listo para comprometerte a correr como pasatiempo y forma de ejercicio, es posible que te pregunte cuáles son las opciones: si correr al aire libre o en interiores en una cinta de correr.

¿Correr en cinta de correr o en la calle?

Algunos corredores hacen ambas cosas. Aquí, exploraremos los pros y los contras de usar cintas de correr para interiores en lugar de correr al aire libre.

Correr en una caminadora y usar otros equipos de entrenamiento en interiores como las elípticas tiene muchas ventajas. Quizás el beneficio más significativo de una caminadora es que se realiza en la comodidad de tu hogar. No importa si está lloviendo, cayendo aguanieve o nevando; los corredores pueden utilizar la cinta de correr y hacer ejercicio, quemando tantas calorías como si estuvieran corriendo al aire libre.

Además de su comodidad en el interior, una caminadora también tiene otros beneficios como:

Superficie predecible

Una cinta de correr presenta una superficie predecible. A diferencia de la acera o la calle, no hay golpes, grietas ni baches que puedan provocar un resbalón o una caída accidental.

Una cinta de correr presenta una superficie predecible. A diferencia de la acera o la calle, no hay golpes, grietas ni baches que puedan provocar un resbalón o una caída accidental. Su superficie permanece igual, por lo que los corredores pueden concentrarse en elegir escuchar música o un audiolibro.

Control de usuario

Las cintas de correr vienen con una serie de controles que permiten establecer el ritmo de calentamiento, la velocidad, la inclinación y el ritmo de enfriamiento. Algunos modelos incluso permiten configurar programas personalizados diseñados para respaldar tus propios objetivos de entrenamiento.

Seguimiento de actividad física

Muchas de las cintas de correr actuales también están equipadas con controles de seguimiento del estado físico para que puedas realizar un seguimiento de tu progreso. Además de las funciones de seguimiento de distancia, algunas cintas de correr también ofrecerán monitoreo de frecuencia cardíaca y conteo de pasos.

Opción híbrida

A nosotros la que más nos gusta es la opción del corredor híbrido. Disfrutar de correr al aire libre, los beneficios de tomar el sol, de salir al aire renovado exterior… añadidos a tener una cinta en casa para cuando correr se hace difícil por agenda o por meteorología o pereza.

Otros artículos que te podrían interesar

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
close

Recibe nuestros artículos en tu correo

¡N enviamos spam! Solo Artículos política de privacidad

Ir al contenido