¿Has decidido (re) empezar a correr? Encuentra los principales errores que suelen cometer los corredores aficionados. ¡Así empezarás con buen pie!

Veamos cuáles son los errores más frecuentes y que con mayor decisión debemos trabajar en erradicar de nuestro trabajo alrededor del running si queremos progresar en él.

Errores de corredores aficionados

1. ¡Corriendo con unas “Converse”! 

No uses cualquier calzado para salir a correr. No se adaptan a la forma de tu pie y mucho menos a tu estilo de zancada. En su lugar, usa un par de zapatillas para correr «personalizadas con unas plantillas a medida» yendo a una tienda especializada en running como Bionika. 

Una vez que estés idealmente equipado, no olvides cambiar de calzado después de 500 km, ya que pueden perder su amortiguación y, por tanto, provocar muchas lesiones.

2. ¡Correr sin calentar! 

Antes de salir a correr, siempre debes calentar tu cuerpo, no estirarlo, sino calentarlo. Puedes saltar, hacer pequeños movimientos repetitivos. El riesgo, de lo contrario, es la distensión muscular desde el principio. Lo que viene después son lesiones y detrás dolor y dejar de correr.

3 Sobrecarga progresiva no se respeta

La mayoría de la gente que empieza a correr comete el error de “demasiado”. Están tan emocionados de salir a correr que van demasiado lejos, demasiado rápido y demasiado pronto. Un error que no deberías cometer a menos que quieras salir lastimado. La mejor solución es aumentar el kilometraje gradualmente. No dejes que tu incremento semanal supere el 10%.

4. No usas el andar de manera estratégica

Mucha gente piensa que al correr no debes caminar. ¡Es una idea aceptada pero errónea! Al principio, lo más importante es trabajar en la resistencia para que puedas correr de 40 a 45 minutos a gusto sin que te falte el aliento. Para ello, no dudes en caminar en cuanto empieces a tener dificultad para respirar. Incluso puedes comenzar con una caminata rápida si sientes la necesidad.

5. Descontrol en las bajadas al correr

La mejor manera de correr cuesta abajo es inclinarse ligeramente hacia adelante y dar pasos pequeños y rápidos. Y especialmente, no te recuestes y frenes como lo hacen la mayoría de los principiantes. Finalmente, incluso si es tentador correr un poco más rápido, evita dar los pasos largos para reducir el impacto en tus piernas.

6. Mantén la hidratación

Tan pronto como empieces a sudar, tienes que beber. Todo el tiempo. Para compensar. Y como al sudar no solo se pierde agua, se aconseja tomar bebidas del tipo “Gatorade” o “Powerade”, ricas en sales minerales, que se pueden encontrar en las tiendas de deportes o supermercados.

7. No estiras después de cada sesión

¿Crees que lo has hecho todo bien? ¿Vienes a casa a tomarte una buena cerveza fría en cuanto terminas de hacer una carrera? ¡Gran error! Olvidaste estirarte. Basta decir que acabas de duplicar el riesgo de contraer cierta rigidez y no poder salir a correr al día siguiente.

Ahí lo tienes, ahora que lo sabes todo, ¡puedes salir a correr!

Asesórate con nuestros especialistas

En Biónika somos especialistas en Corredores. Realizamos estudios de la pisada, desarrollamos plantillas que se diseñan a medida para el corredor en cuestión… Tenemos una gran experiencia en el trabajo con atletas que han visto como ha mejorado su técnica de pisada, su carrera… Hemos recuperado y prevenido lesiones en cientos de corredores.

Especialistas en Plantillas para Runners


Somos especialistas en fabricación de plantillas a medida en Granada (órtesis plantares), para responder a las necesidades de runners, atletas o personas con necesidades de uso normales con patologías de la pisada, estructurales, posturales etc.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
close

Recibe nuestros artículos en tu correo

¡N enviamos spam! Solo Artículos política de privacidad

Ir al contenido