Si buscas ejercicios para corregir la pisada y lograr mejores marcas, no busques más, este es tu mejor post. Porque antes de darte los ejercicios que mejor te pueden funcionar, te vamos a contar por qué. Eso es lo que te va a convertir en un mejor corredor o corredora: la conciencia de que estás trabajando de la forma correcta, acorde con tus objetivos y sobre todo acorde con tu salud como runner.

¿Por qué es importante mejorar mi pisada?

Desarrollar una buena técnica de carrera fomenta un mejor patrón motor y reclutamiento muscular. Esto ayudará a mejorar la eficiencia de su carrera y reducirá el riesgo de fatiga, incluidas las lesiones por uso excesivo, especialmente al correr más y con más frecuencia.

Como sabes y te hemos contado en artículos anteriores, una mala técnica de pisada no te va a partir la pierna en tres trozos, pero causa una erosión silenciosa en tu sistema músculo esquelético que mes a mes, año a año, terminará carcomiendo todas las articulaciones y haciendo realmente difícil continuar con tu práctica deportiva. Una mala técnica de pisada no se tiene que entender como un golpe con un martillo, sino como aquel mueble al que le entra la carcoma y queda inservible al cabo de un tiempo.

Una mala técnica de pisada no se tiene que entender como un golpe con un martillo, sino como aquel mueble al que le entra la carcoma y queda inservible al cabo de un tiempo. Clic para tuitear

Los mejores 2 ejercicios para corregir la pisada

Por otros artículos en este blog, ya sabes que las articulaciones se ven muy mermadas a causa de una mala técnica de pisada. En estos casos, como siempre te decimos, debes someterte a un estudio de la pisada. En él te haremos correr sobre un tapiz, una cinta de correr etc. y gracias a diversos sensores registraremos una filmación de tu técnica de pisada y del reparto de presiones (o pesos) que hace tu pie en el suelo cuando «cae» el pie buscando el apoyo e impulso.

Con eso, sabremos dónde y cuánto se desvía la pisada, de un patrón idóneo, es decir neutro. Cuando tenemos esa información, podemos realizar una plantilla perfecta para tu pie y para tu pisada. Única. Solo te vale a ti. Solo a tu desviación. Su uso prolongado —supervisado por nuestros expertos— te devolverá a una pisada equilibrada y te permitirá correr sin lesiones.

Pero además, puedes utilizar ciertos ejercicios que podrían beneficiarte. Te los listamos a continuación junto con una breve explicación de cada uno para que los apliques desde ya:

Elevación de rodillas en estático

Sin movernos de nuestra posición, trotamos elevando las rodillas hasta la altura de la cadera. Al subir, el brazo opuesto debe subir también. Procura que el intercambio al siguiente pierna/brazo sea lo más rápido posible. Es un ejercicio explosivo.

Realízalo durante 5 minutos. El máximo de repeticiones que puedas y con el mínimo descanso, buscando el estrés metabólico. Si puedes los cinco minutos perfecto, si no, haz los descansos mínimos que precises para retomar el ejercicio con buena técnica. Ejecútalo durante 5 minutos.

Ejercicios para corregir la pisada Talones al glúteo

Igual que en el caso anterior. Cinco minutos con mínimos tiempos de descanso cuando sean necesarios.

Buscamos que los isquiotibiales trabajen y te ayuden a lograr una zancada más rápida y más larga.

Se trata de trotar en el sitio, llevando tus talones hasta tocar tus glúteos. Y como en el caso anterior, buscamos velocidad explosiva. Lo más rápido que te sea posible.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
close

Recibe nuestros artículos en tu correo

¡N enviamos spam! Solo Artículos política de privacidad

Ir al contenido