Nos toca hablar de la Condromalacia Rotuliana en corredores. Queremos contarte todo acerca de esta patología que tanto afecta a los runners. Es en muchas ocasiones la culpable de que dentengan su marcha y esto sí que es algo contra lo que queremos luchar.

Por tanto, aquí hablaremos de elementos tan necesarios como:

  • Definición
  • Causas
  • Factores de riesgo
  • Síntomas
  • Diagnóstico
  • Tratamiento
  • Prevención

¿Qué es la condromalacia rotuliana?

La condromalacia rotuliana en corredores, también conocida como «rodilla del corredor», es una afección en la que el cartílago de la superficie inferior de la rótula se deteriora y se ablanda. Esta afección es común entre personas jóvenes y atléticas, pero también puede ocurrir en adultos mayores que padecen artritis de rodilla.

La condromalacia a menudo se considera como una lesión que aparece por una excesiva práctica deportiva y, a veces, tomarse unos días de descanso del entrenamiento puede producir buenos resultados. 

En otros casos, la causa es la alineación incorrecta de la rodilla y el simple hecho de descansar no proporciona alivio. Los síntomas de la rodilla del corredor son dolor de rodilla y sensación de rechinar, pero muchas personas que la padecen nunca buscan tratamiento médico.

¿Qué hacer cuando duele la rodilla al correr?

La mejor manera de poner remedio a esta lesión, si queremos continuar disfrutando de nuestra práctica deportiva, será:

  • Reposo inicial, hasta que se mitigue ese dolor que se manifiesta.
  • Estudiar cómo está nuestra pisada, ver sus desalineaciones, defectos de pisada… que son la causa de ese dolor.
  • Corregir esas desviaciones, mediante una plantilla a medida (no sirven unas estándar porque nuestra rodilla y nuestra pisada son como nuestro ADN, es decir, ÚNICAS).
  • Continuar corriendo una vez recuperemos una sensación de no dolor, de acuerdo a una programación de entrenamiento óptima para nuestro momento y siempre con esas plantillas que en cada zancada, van a educar a nuestro sistema central a pisar de una manera sana.
Cuando padecemos rodilla de corredor, con una plantilla personalizada, correr deja de ser el problema y empieza a ser parte de la solución Clic para tuitear

Es decir, cuando padecemos rodilla de corredor, con una plantilla personalizada, correr deja de ser el problema y empieza a ser parte de la solución.

Anotación importante

Cuando ese dolor aparece como consecuencia derivada de patologías como artrosis, artritis… o musculares como la sarcopenia, este criterio tiene que verse en detenimiento con el traumatólogo, ya que aquí confluyen aspectos distintos a los de la simple biomecánica.

¿Qué causa el síndrome de rodilla del corredor?

La rótula normalmente se encuentra sobre la parte delantera de la articulación de la rodilla. Cuando doblas la rodilla, la parte posterior de la rótula se desliza sobre el cartílago del fémur en la rodilla. 

Los tendones y ligamentos unen la rótula a la espinilla y al músculo del muslo. Cuando alguno de estos componentes no se mueve correctamente, (no trabajan alineados) puede hacer que la mismísima rótula se frote contra el fémur. Este roce, que es totalmente anormal, puede conducir al deterioro/desgaste de la rótula, que desemboca en la condromalacia rotuliana o rodilla del corredor.

Por lo tanto: lo que causa la condromalacia rotuliana o síndrome de rodilla del corredor es el desgaste que origina una mala alineación de las partes implicadas en el movimiento. Esa desalineación viene de abajo, del cimiento que es la pisada.

Lo que causa la condromalacia rotuliana o síndrome de rodilla del corredor es el desgaste que origina una mala alineación de las partes implicadas en el movimiento. Esa desalineación viene de abajo, del cimiento que es la pisada. Clic para tuitear

El movimiento inadecuado de la rótula puede —y suele— deberse a:

  • Mala alineación debido a una pisada incorrecta y por tanto lesiva.
  • Mala alineación debido a una condición congénita
  • Isquiotibiales y cuádriceps débiles (los músculos de la parte posterior y frontal de los muslos, respectivamente)
  • Desequilibrio muscular entre los aductores y abductores (los músculos del exterior y el interior de los muslos)
  • Tensión repetida en las articulaciones de la rodilla, como correr, esquiar o saltar
  • Un golpe directo o un traumatismo en la rótula

Condromalacia Rotuliana en Corredores: factores de riesgo

Hay determinados factores que pueden aumentar el riesgo inicial de desarrollar condromalacia rotuliana. Vamos a verlos a continuación y a detenernos brevemente en cada uno de ellos para entenderlos:

Edad

Adolescentes y adultos jóvenes, que están en fase de crecimiento, se pueden ver adolecidos del síndrome de la rodilla del corredor porque esos tejidos todavía en fase de consolidación pueden estar desbalanceados, mal equilibrados, desalineados… y si además están en buena forma cardiovascular, podrán exigirlos mucho por condición, vida activa, deporte y ocio…

Sexo

Las mujeres resultan ser más propensas que los hombres a desarrollar el síndrome de la rodilla del corredor, por su composición corporal menos muscular. Esto puede provocar una posición anormal de la rodilla, así como una mayor presión lateral sobre la rótula.

Pie plano

Tener pies planos puede ejercer más presión sobre las articulaciones de la rodilla que tener arcos más altos.

Lesión previa

Una lesión previa en la rótula, como una dislocación, puede aumentar el riesgo de desarrollar la rodilla del corredor.

Alto nivel de actividad

Si tienes un alto nivel de actividad o realiza ejercicios frecuentes que ejercen presión sobre las articulaciones de la rodilla, esto puede aumentar el riesgo de tener problemas de rodilla. Por ejemplo sentadillas, o deportes de impacto como el baloncesto, donde hay que saltar de manera regular con gran impacto a nivel articular.

Artritis

La rodilla del corredor también puede ser un aviso de que hay una artritis en esa articulación. Si se produce inflamación en la articulación y el tejido, esa inflamación puede impedir que la rótula funcione correctamente.

¿Cuáles son los síntomas de la condromalacia rotuliana en corredores?

La condromalacia rotuliana aparece como dolor en la rodilla, conocido como dolor femororrotuliano. 

Puedes sentir sensaciones de rechinar o crujir al doblar o extender la rodilla. 

El dolor también puede empeorar después de estar sentado durante un período prolongado de tiempo o durante actividades que ejercen una presión extrema en las rodillas, como estar de pie durante mucho tiempo o entrenar pierna en el gimnasio.

Si notas que esos síntomas no se reducen con unos días de descanso, deberías acudir a tu médico de inmediato. Por lo general, el médico buscará áreas de hinchazón o sensibilidad en tu rodilla. Estudiará cómo se alinea la rótula con el fémur, puesto que como te hemos indicado, es la base del problema cuando hay Condromalacia Rotuliana en Corredores.

En ocasiones puede aplicar presión resistiva a la rótula extendida para determinar la sensibilidad que padeces y por tanto la gravedad de tu problema.

También se puede completar ese diagnóstico con pruebas como:

  • Estudio de la pisada para analizar el balance y nivel de alineación del paciente al caminar, trotar y correr.
  • Radiografías para mostrar daño óseo o signos de desalineación o artritis
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM) para ver el desgaste del cartílago.
  • Artroscopía, un procedimiento poco invasivo para visualizar el interior de la rodilla que se realiza con la inserción de un endoscopio y una cámara en la articulación de la rodilla

Consejos para prevenir la Condromalacia Rotuliana en Corredores

Puede ayudar a reducir tu riesgo de desarrollar la rodilla de corredor, actuar siguiendo estas recomendaciones:

  • Alinear la pisada. Estudiarla y procurarse unas plantillas personalizadas a medida de ese problema. No hay mejor manera de erradicar un problema que actuar contra sus causas.
  • Evitar la tensión repetida en las rótulas. Esta viene de continuar corriendo con una pisada errónea (a no ser que confluyan otras patologías, claro está, de ahí que recomendemos contar con una opinión médica).
  • Procura un equilibrio muscular fortaleciendo tanto cuádriceps, como isquiotibiales, abductores y aductores. Da importancia a los glúteos, especialmente los hombres los descuidan, porque son un grupo muscular de enorme importancia en la postura alineada.
¿Cómo prevenir el Síndrome de la Rodilla del Corredor? No hay mejor manera de erradicar un problema que actuar contra sus causas. Alinea tu pisada. Estudiarla y procurar unas plantillas personalizadas a la medida de ese problema. Clic para tuitear

Conviene señalar también que el exceso de peso corporal puede sobrecargar tus rodillas. Mantener un peso corporal saludable (normopeso) puede ayudar a aliviar la presión sobre las rodillas y otras articulaciones. 

Urge aplicar medidas para perder peso:

  • Reducir el consumo de azúcar
  • Aumentar la ingesta de verduras, frutas y cereales integrales
  • Hacer ejercicio durante al menos 30 minutos al día, cinco veces a la semana.

Conclusiones:

La Condromalacia Rotuliana en Corredores —o síndrome de la rodilla del corredor— es un desgaste en la articulación de la rodilla que aparece cuando la rótula roza y fricciona contra el fémur al correr, debido a una postura no alineada de ese gesto.

Esto no aparece por arte de magia, sino que en la abrumadora mayoría de los casos es la consecuencia inmediata de tener una pisada defectuosa (dejando a un lado otras patologías más complejas y coyunturales de cada cual).

Condromalacia Rotuliana en Corredores. ¿Cómo prevenirla?

Por eso, lo mejor que podemos hacer como corredores o simplemente personas a las que les duele la rodilla, es estudiar nuestra pisada para ver si es saludable o no, en cuyo caso podremos elaborar una plantilla que dificulte ese gesto desviado forzando al conjunto a pisar con un patrón saludable.

El uso continuado de esas plantillas —es imprescindible que sean a medida, es decir personalizadas para nuestro problema— acaba educando al sistema nervioso, nuestro sistema motor, a pisar de esa nueva forma saludable y nos alejará, no ya de esta condromalacia sino de muchísimas patologías que surgen a consecuencia de tener una pisada desalineada.

Así podemos seguir corriendo y disfrutando de una actividad que debe ser saludable y nunca fuente de problemas.

Estudios y papers para ampliar tu conocimiento.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
close

Recibe nuestros artículos en tu correo

¡N enviamos spam! Solo Artículos política de privacidad

Ir al contenido