Hoy vamos a hablar sobre cómo corregir una pisada pronadora en corredores. Para los corredores, la pronación se refiere al balanceo del pie durante la zancada. El pie, naturalmente, tiene un ligero balanceo hacia adentro después del golpe del talón, y este tipo de pronación neutral ayuda a aliviar la presión articular y absorber el impacto. 

Existe una pronación natural para amortiguar el impacto. Sin embargo, la pronación se vuelve problemática cuando el balanceo hacia adentro se vuelve exagerado

Sin embargo, la pronación se vuelve problemática cuando el balanceo hacia adentro se vuelve exagerado. Conocidos como “pronación excesiva” o “pronación excesiva severa”, estos patrones de movimiento defectuosos pueden provocar una serie de problemas, que incluyen dolor de rodilla y lesiones. La falta de pronación, también conocida como “supinación”, se evidencia por un giro hacia afuera y también puede provocar lesiones al correr. Al mejorar su pronación, se convertirá en un corredor más eficiente y libre de lesiones.

Cómo corregir una pisada pronadora en corredores

Analiza tu pisada

Un profesional puede ayudar a identificar tu estilo de carrera, y muchas tiendas especializadas en carreras ofrecen análisis de la marcha usando cintas de correr y videos en cámara lenta que no son opciones válidas para ti. Un analista biomecánico, ortopeda deportivo, podólogo, etc. son profesionales facultados para indicarte cómo corregir tu pisada, con mucha más propiedad que un vendedor de zapatillas.

Un analista biomecánico, ortopeda deportivo, podólogo, etc. son profesionales facultados para indicarte cómo corregir tu pisada, con mucha más propiedad que un vendedor de zapatillas.

Echa un vistazo a los patrones de desgaste de tus zapatos y zapatillas para correr actuales. Apunta a un paso neutral, indicado por el desgaste centralizado en la bola del pie y el talón. Si sobre pronas, notarás patrones de desgaste pesado en el interior de tus zapatos. La falta de pronación se indica mediante patrones de desgaste en la parte exterior del talón.

Invierte en calzado

Compra los zapatos adecuados. Si tu análisis de la marcha revela que pronas demasiado, compra zapatillas con soporte medial adicional. Los zapatos diseñados específicamente para personas con sobre pronación suelen tener materiales más duros en la entresuela interna para que el zapato se comprima menos en el interior y ayude a evitar que se mueva demasiado. Del mismo modo, los pronadores inferiores pueden beneficiarse de los zapatos de apoyo que tienen una entresuela exterior más dura.

Consigue una plantilla personalizada

Si eres un pronador severo, es posible que necesites un inserto ortopédico en tus zapatos. Hablamos de un par moldeado a la medida de tu pie y de tu grado de pronación. Una ortesis puede ayudar a neutralizar tu forma de andar inadecuada, pero esto implica que no busques una plantilla estándar sino una confeccionada a medida para ti y tu problema.

Para ello, tienes que someterte a un estudio de la pisada, en un centro como el nuestro, dotado de la tecnología necesaria —escáner del pie, plataforma de presiones, software CAD de diseño de la plantilla, fresadora impresora 3D, etc.— que pueda desembocar en una verdadera solución para tu desviación a corto, medio y largo plazo.

Entrena proactivamente sobre tu desviación a corregir

Concéntrate en tu forma de andar y correr. Piensa en aterrizar neutralmente sobre las puntas de los pies con cada zancada. Esta es una de las mejores cosas que puedes hacer si tienes problemas de pronación, porque volverás a entrenar tu cuerpo para convertirte en un corredor neutral. Si te distraes con música o charlas, o continúas superando la fatiga, es fácil volverte descuidado y volver a patrones de pronación. Trata de mantenerte conectado a cada pisada.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
close

Recibe nuestros artículos en tu correo

¡N enviamos spam! Solo Artículos política de privacidad

Ir al contenido