Las lesiones comunes al correr, son fuente de debate constante en la comunidad científica. También, son un tema recurrente entre corredores. Investigando acerca de las lesiones comunes al correr y divulgando como expertos en biomecánica para la pisada y la marcha intentaremos arrojar luz a los atletas amateurs y profesionales sobre este tema tan acuciante.

Por alguna razón, muchos sois reacios cuando os dicen de ir al médico, y en la mayoría de los casos se esgrime como motivo el recelo al «para de correr» que muchos médicos prescriben para cortar por lo sano.

En este sentido, como especialistas en biomecánica de la pisada, estamos ayudando a muchos corredores como tú a evitar lesiones y a corregir las que se presentan, sin dejar de correr (cuando la patología lo permite).

Los especialistas en biomecánica de la pisada, están ayudando a muchos corredores como tú a evitar lesiones y a corregir las que se presentan, sin dejar de correr. Clic para tuitear

Nuestro interés con este post es referirnos a ellas de una manera general, no detenernos en cada una en particular, puesto que está en nuestro horizonte el hacerlo en sucesivos posts.

A diario atendemos punzadas, molestias y algunas lesiones como la condromalacia rotuliana, la rodilla de corredor, metatarsalgias… pasando por las correcciones de pronosupinaciones excesivas.

Lesiones comunes al correr

A futuro, según añadamos post detallados a cada de estas lesiones, iremos colocando aquí enlaces para que puedas ampliar tu información sobre las mismas. Sirva esta lista como un índice de las más importantes, que podemos ayudarte a corregir con el adecuado método.

Concretamente nos vamos a detener en tres que son muy especiales.

Lesiones más comunes entre corredores aficionados

Síndrome de la banda Iliotibial

El síndrome de la banda iliotibial se caracteriza por

  • Dolor de rodilla en la parte externa de la rodilla
  • Dolor de cadera
  • Dolor que corre de la cadera a la rodilla a lo largo de la parte exterior de la pierna.

Es muy frecuente en corredores de fondo y también en ciclistas. Se produce por la continua fricción que se produce al flexionar y estirar la pierna en esa zona de la banda iliotibial, que precisamente viaja desde la cadera con la rodilla por la cara exterior de la misma y el fémur.

Rodilla de corredor. Una vieja conocida del corredor.

Las rodillas a menudo tienen la culpa de que no corramos o paremos de hacerlo. Las causas suele ser:

  • Un núcleo (abdomen, zona lumbar y glúteos) débiles. 
  • Una pisada mal educada. Pisamos con alguna desviación que sube pierna arriba causando tensiones antinaturales que dañan todo el sistema articular, tejidos blandos, conectivos…

Síntomas con los que se manifiesta:

  • Por lo general, dolor que se manifiesta en la parte baja de la rodilla.
  • A menudo este dolor se siente peor yendo cuesta abajo o escaleras abajo.

Férulas de Shin

La lesión más común del corredor nuevo son los calambres en las piernas. Esta dolencia es la más habitual en recién iniciados. Empiezan con la motivación a tope y corren literalmente por encima de sus posibilidades.

Hay que pensar que, en muchas ocasiones, nuestra salud cardiovascular o respiratoria, no tiene por qué ir de la mano con la de nuestros tejidos. Igual tú puedes empezar a trotar y no cansarte en un buen rato, porque habitualmente hacías otros deportes de impacto diferente y tienes cierta condición.

Sin embargo, correr es exigente con el tren inferior y con todo nuestro esqueleto y composición articular. Si entras a todo lo que te da el pulmón, tal vez tus rodillas, musculatura y alineación no están tan en forma y puedes saturarlas o peor, dañarlas.

Las férulas de Shin (síndrome de estrés tibial medial) se manifiestan con dolores en la parte inferior de la pierna. Surgen del ejercicio mal programado, y están causadas por el uso excesivo de los músculos que se dará a consecuencia de lo dicho.


Tienes más información en este post:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
close

Recibe nuestros artículos en tu correo

¡N enviamos spam! Solo Artículos política de privacidad

Ir al contenido