Biomecánica y Fitness. Un binomio condenado a entenderse. El fitness es la puesta a punto de la condición física que persiguen todos aquellos que se apuntan a un gimnasio. Me da igual si buscas ganar masa muscular, perder grasa, ambas cosas o un simple acondicionamiento de todos los vectores de salud. Sea cual sea tu propósito, tienes que moverte. El fitness es movimiento.

Cuando hay un movimiento que se puede estudiar y optimizar, hablamos de biomecánica. Por eso Biomecánica y fitness van de la mano.

Biomecánica y Fitness

La biomecánica en el deporte incorpora un análisis detallado de los movimientos deportivos con el fin de minimizar el riesgo de lesiones y mejorar el rendimiento deportivo. La biomecánica del deporte y el ejercicio abarca el área de la ciencia relacionada con el análisis de la mecánica del movimiento humano.

Esto tiene una relevancia capital: un mejor movimiento evita lesiones. Un mejor movimiento produce mejor aplicación de la fuerza. Un gesto técnico mejorado permite progresiones más eficaces en el entrenamiento. No podrás mejorar tus entrenamientos sobre la base de movimientos incorrectos.

Y lo más importante: una mala técnica, un mal gesto, te lesiona de diversa consideración.

¿Qué estudia la biomecánica en el fitness?

Por ejemplo, la biomecánica de la sentadilla incluye la consideración de la posición y / o movimiento de los pies, caderas, rodillas, espalda, hombros y brazos

Si analizamos los cinco componentes más importantes de la biomecánica:

  • ▶️ Movimiento,
  • ▶️ La fuerza,
  • ▶️ El impulso,
  • ▶️ Las palancas y
  • ▶️ El equilibrio

Sumemos la velocidad a que se ejecuta el movimiento y la aceleración con que se alcanza y veremos que son partes importantes del movimiento.

Biomecánica y técnica

La biomecánica mejora el rendimiento mediante la utilización de principios mecánicos para mejorar la técnica de un individuo, el equipo que usa y para modificar los protocolos de entrenamiento específicos que el entrenador o el entrenador implementa para ayudar a un individuo a lograr sus objetivos.

Biomecánica implica medir. Por eso debes acudir a un centro equipado con toda la tecnología necesaria para tomar esas medidas. No son medidas de una cinta métrica, sino complejos sistemas de fotogrametría que son capaces de filmar todo el movimiento a partir de sensores que nos indican ángulos, velocidades, gestos, presiones…

Analizamos principios biomecánicos que son importantes en este objetivo, como son Fuerza-Movimiento, Rango de Movimiento, Inercia y Fuerza-Tiempo.

Es preciso crear una cultura biomecánica.

El movimiento se descompone en múltiples vectores de fuerza. Por ejemplo, en articulaciones tan complejas como el hombro —que se puede mover en muchos planos diferentes— un simple levantamiento sobre la cabeza, genera una cantidad de trabajo, tensiones, vectores de fuerza, ángulos de trabajo… que es realmente imposible corregir sin un patrón de mediciones adecuado.

El hombro, es una de las articulaciones más lesionadas en los gimnasios en todo el mundo.

Es preciso crear una cultura biomecánica porque evita lesiones, mejora el rendimiento y alarga la vida del atleta. Clic para tuitear

No tenemos una cultura de cuidarnos cuando hacemos deporte. Pagamos el gimnasio, pagamos el monitor personal, gastamos una fuerte suma en ropa que no es imprescindible… y sin embargo somos cicateros a la hora de invertir una cantidad moderada en someternos a un estudio donde un profesional nos analizará y nos pautará patrones de movimiento saludables, ejercicios a evitar según nuestras patologías y molestias…

Es preciso crear una cultura biomecánica.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
close

Recibe nuestros artículos en tu correo

¡N enviamos spam! Solo Artículos política de privacidad

Ir al contenido